Toñi Quiñones

"Un blog nace contigo, crece contigo, y llega un momento en que forma parte de tu vida". @Toquigo


Deja un comentario

Seguridad en Red. Nº 4 de la revista enTERA2.0

Publicación editada por la Asociación Espiral de periodicidad anual que fomenta la libre difusión del conocimiento, experiencia y saber de las personas que en ella publican.
Nacida para el intercambio de opiniones y reflexión acerca de las prácticas vinculadas al uso de la tecnología en el mundo de la educación, pretende ser un espacio a disposición de los socios de Espiral, y de toda la comunidad educativa, en general.

He tenido el honor de coordinar el número 4, en el cual,  hemos tratado la seguridad en red, y como educar a nuestros menores de una forma más segura y responsable desde diferentes ámbitos socieducativos. En este número han colaborado diferentes expertos como: educadores, abogados, psicólogos…

En la página 41, en artículos de análisis, podéis leer mi aportación con el artículo “Modelos educativos ante las TIC: Situaciones de riesgos para menores”

Estoy segura  de que las aportaciones de este número os serán de gran utilidad.


Deja un comentario

¿Qué se considera un riesgo para un menor en entornos Online?

Cada día se hace más frecuente, – más de lo que nos gustaría- que los medios de comunicación se hagan eco sobre delitos cometidos a menores por otros menores, y por adultos a menores a través de las TIC como: usurpación de identidad, ciberacoso, pornografía infantil, delitos contra la intimidad y un largo etcétera. Además, se empieza a diagnosticar nuevas conductas adictivas “sin sustancias” que es como se denomina a la adicción a Internet, al móvil, a los videojuegos… (Tecnoadicciones).

Los menores están fascinados por la cantidad de posibilidades que las TIC les ofrecen, y es por ello que, por su falta de desarrollo madurativo, además de factores familiares y ambientales, son más vulnerables y están más expuestos al riesgo de éstas. Estos pueden pasar del uso al abuso, y por lo tanto, a la dependencia.

Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor de modificación parcial del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil, regula en el Capítulo I del Título II (art. 12 a 22) las actuaciones en situación social de desprotección de los menores, diferenciando las situaciones de riesgo de las de desamparo.

En el Art.17 las actuaciones que procedan de riesgo, se consideran aquellas que perjudiquen el desarrollo personal o social del menor y que no requieran de la tutela de la Administración. Y en el art. 12 se refiere a las situaciones de desamparo, a aquellas que son determinantes de la tutela de la Administración.

Ante una nueva realidad, en donde las TIC forman parte de nuestras vidas, ¿se podría plantear el “desamparo tecnológico”? entendiendo este, como una situación de riesgo que perjudica el desarrollo personal y social debido al mal uso de las TIC. Y por lo tanto, el “desamparo tecnológico” de un menor, ¿se daría cuando éste queda privado de la asistencia moral y el incumplimiento por parte de los progenitores de los deberes de protección y el derecho del menor a ser educado establecidos por las leyes?

En el Estudio sobre el Acceso a Internet de niños menores de 14 años se aprecia que el lugar desde donde los menores usan más el ordenador, y por lo tanto, se conectan a Internet, es en el hogar. En este sentido, el hogar se convierte en el lugar donde el menor está más expuesto a los riesgos de Internet. A la vista queda, que son los progenitores los encargados de velar por la protección de los menores, supervisar su educación y conductas con respecto a las TIC. La patria potestad no es sólo un ejercicio offline (fuera de la red), sino que también hay que ejercerla en la red, ya que no tenemos dos realidades (presencial y virtual). El sociólogo Manuel Castells (Hellín, 1942) apunta bien cuando dice que Internet es una extensión de la propia vida.


Deja un comentario

Charlas de ciberseguridad en la educación

Nadie se hubiera imaginado diez años atrás que, las Nuevas Tecnologías de la Información (TIC) iban a crecer y formar parte de nuestras vidas como lo hacen en la actualidad.

Ha cambiado nuestra forma de comunicarnos, de relacionarnos, de hacer las cosas… en definitiva, las TIC han cambiado la sociedad, además de estar compuestas por herramientas que nos capacitan y facilitan la vida, nos ayudan a desarrollar habilidades que hasta ahora no se habían tenido en cuenta. Pero también nos han expuesto –debido a su mal uso- a nuevos delitos y patologías que hasta ahora eran impensables.

La población con mayor riesgo y más vulnerable ante el uso inadecuado de estas herramientas son los menores, ya que la inmersión de estos en el uso de Internet, es total. Hay menores de 7 u 8 años que acceden a la red sin conocimientos previos, con escasas habilidades y con una nula percepción de los que es la red de Internet, la privacidad, la intimidad… Internet no filtra la información, y no es todo lo que hay, es aún un mundo peligroso y “salvaje” para ellos. Los menores, podrían encontrarse en situaciones de riesgo de cualquier índole y que perjudiquen su desarrollo personal o social procedentes del mal uso de las herramientas tecnológicas, bien por ellos mismos, o por acciones de adultos tales como: ciberbullying, grooming, oversharing, sexting, robo y suplantación de identidad, daño al honor…

Los menores se encuentran desprotegidos principalmente por dos factores: (i) la falta de formación en competencias digitales por parte de las familias (principales responsables) y otros agentes de la educación que están en contacto con la formación de estos, y (ii) porque la red de Internet no está pensada para ellos. La seguridad en Internet no está garantizada y las políticas en esta línea son escasas hasta la fecha, aunque la voluntad por parte de los Gobiernos, Organismos, Instituciones y empresas está en crear alianzas para frenar y perseguir los hechos delictivos, generando así, espacios más seguros que garanticen los derechos de los ciudadanos.

Es por ello, que cada día es más necesario programas/proyectos – o escuelas digitales – dirigidos/as a familias (padres e hijos) y educadores que faciliten conocimientos y habilidades para educar en el uso responsable y seguro de las TIC. También se hace necesario, modificar, adaptar, mejorar… el currículo básico, tanto en educación Primaria como Secundaria. Así como la formación de los futuros profesionales de la educación. Y por último, potenciar el trabajo y la investigación en estos aspectos, así como reducir la brecha digital.

Las AMPAS (Asociaciones de padres y madres de alumnos) preocupadas por esta situación solicitan estas charlas, y sobre todo, formación (talleres) útil y práctica para poder educar y acompañar a sus hijos en este fascinante mundo de las tecnologías de una forma segura y responsable.

Como siempre, un placer ayudar a las familias y demás agentes sociales de la educación.

Imagen 1 Charla en Ampa Corvales del CEIP Isabel la Católica de La Zubia (Granada).

Imagen 2 Charla en el Ayuntamiento de Huelma (Jaén) dirigida a las AMPAs de la localidad.

Imagen 3 Charla a los alumnos del Máster de Criminalidad e Intervención Social con Menores de la Facultad de Derecho de Granada.


3 comentarios

TIC e Inclusión Social. Una herramienta para el cambio social.

100_7891El pasado 29 de octubre, tuve la fortuna de participar como ponente,  en las  II Jornadas de Educación Social y Práctica Profesional, realizadas en la Facultad de Ciencias de la Educación de Granada,  y organizadas por COPESA (Colegio profesional de educadores y educadoras sociales de Andalucía)

El tema de mi ponencia fue, “TIC e Inclusión Social”. Hice referencia,  a la relación que existe entre las NNTT (Nuevas tecnologías) y la inclusión social en una sociedad cada día más digital. A través de experiencias, que se están llevado a cabo,  en diferentes puntos del mundo,  y en diferentes contextos, se puede apreciar,  como las NNTT están ayudando a la inclusión y capacitando a las personas más desfavorecidas socialmente.

Como Educadores Sociales,  tenemos la obligación de ayudar y facilitar,  teniendo  en cuenta la singularidad de cada situación y el contexto,  el acceso a nuevas herramientas,  que aporten nuevas oportunidades,   para que las personas puedan alcanzar  una vida más digna y gratificante.

Vídeo y resumen de las jornadas 


Deja un comentario

Competencia Digital – PLE – Taller de Pinterest

¿Que entendemos por Competencia Digital? 

Por competencia entendemos la forma en que una persona utiliza todos sus recursos personales para resolver de forma adecuada una tarea en un contexto definido.

Las competencias básicas. La LOE, Ley Orgánica de Educación en toda España, y la LEA, Ley de Educación en Andalucía, obligan a introducir las competencias básicas en las escuelas ocasionando cambios en la manera en que se va a enseñar y vamos a aprender. Del “saber” al “saber hacer”, de “aprender” a “aprender a aprender”

OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) decidió poner en marcha el proyecto DeSeCo (Definición y Selección de Competencias) en el cual se trata de hacer una breve síntesis de las competencias claves. Para que una competencia pueda ser considerada como básica, según DeSeCo, debe resultar valiosa para la totalidad de la población, independientemente del sexo, la condición social y cultural y el entorno familiar.

Entre las ocho competencias básicas de la educación obligatoria que se pide al alumnado, está la de Tratamiento de la información y Competencia digital. El resto de las siete competencias son:

• Competencia en comunicación lingüística.
• Competencia matemática.
• Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico.
•  Competencia social y ciudadana.
• Competencia cultural y artística.
• Competencia para aprender a aprender.
• Autonomía e iniciativa personal

Como podemos ver, la educación formal ha ido añadiendo cada día más recursos y metodologías,  incorporando el uso de las TICs,  y así,  poder desarrollar esta competencia tan necesaria en el s. XXI.  La educación no debe quedarse al margen de estos procesos, por el contrario, debe convertirlos en aliados. Sigue leyendo